La Asociación Fe y Alegría del Perú, por medio de la Propuesta para garantizar aprendizajes en tiempos de pandemia, ha buscado responder a las problemáticas que docentes y estudiantes vienen enfrentando. Desde el Observatorio de la Educación Peruana, se ha analizado el primer capítulo de la propuesta orientado al Plan flexible para la continuidad de aprendizajes. Así, como el segundo capítulo, ligado a los Proyectos integrados. En este tercer capítulo, se encuentra la ‘‘Guía de orientación metodológica para la creación de material educativo para el autoaprendizaje’’. Estas orientaciones fueron elaboradas por un equipo de docentes especialistas en la materia. Las autoras son Esther Céspedes, Elena Sánchez, María Trujillo, Irma Mariño y Rocío García quienes estuvieron bajo la coordinación de Alicia Arana.

Por medio de esta guía, se presenta los enfoques y las orientaciones a seguir en la creación de material educativo para el autoaprendizaje. De esta forma, se pretende brindar alternativas para atender a aquella población que tiene menos oportunidades de acceso a la radio, la televisión y la Internet. El capítulo se segmenta en dos unidades. En la primera unidad, se brinda la conceptualización de autoaprendizaje, desde el enfoque de la propuesta pedagógica de Fe y Alegría. Por otro lado, en la segunda unidad, se detalla el proceso a tomar en cuenta para la elaboración del material de autoaprendizaje.

EL MATERIAL DE AUTOAPRENDIZAJE DESDE LA MIRADA DE FE Y ALEGRÍA

El material de autoaprendizaje es un recurso que facilita el proceso de aprender en el individuo. Las especialistas afirman que este recurso debe propiciar el desarrollo del aprendizaje autónomo y el fortalecimiento de las capacidades individuales y colectivas en la/el estudiante. En ese sentido, un buen material de autoaprendizaje guiará a la motivación, la reflexión y la investigación-acción en apuesta por promover una educación transformadora.  

Bajo este enfoque, este recurso tiene un sinfín de beneficios para el desarrollo del conocimiento en los educandos. El uso de estos en el proceso de enseñanza-aprendizaje permite el desarrollo del pensamiento autónomo, el protagonismo de sus estudiantes, la investigación, reflexión e innovación en los educandos.

MATERIAL DE AUTOAPRENDIZAJE DE CALIDAD: RUTA PARA SU ELABORACIÓN

Para afirmar que un material de autoaprendizaje es de calidad, debe cumplir con una serie de requerimientos. Según las especialistas, estos deben tener un formato funcional, tomar en cuenta el contexto e intereses de los estudiantes, ser precisos, promover buenas prácticas ciudadanas. Asimismo, deben priorizar los enfoques de interculturalidad, género, socioambiental, por competencias y derechos, y ciudadanía. Considerar estos enfoques permitirá atender las problemáticas sociales, pero también orientar el camino hacia la sana convivencia y el respeto a la diversidad.

La ruta para su creación requiere de tres importantes procesos: (1) Organización y planificación, (2) Elaboración del material, y (3) Presentación del material.

Etapas en el proceso de elaboración de un material de aprendizaje

Cada uno de estos procesos, contienen tareas que deben seguirse para responder a las necesidades de las y los estudiantes. Desde esta mirada, la intencionalidad pedagógica que tenga el docente cumplirá un rol fundamental en el diseño y la creación de material de autoaprendizaje.

ORIENTACIONES EXPUESTAS EN LA GUÍA

Las especialistas brindan una diversidad de orientaciones y condiciones básicas que se deben tomar en cuenta para la elaboración de este material. En ese sentido, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Las actividades a plantear deben ser diversas, retadoras y que movilicen a nivel cognitivo.
  • Los recursos gráficos y el diseño deben ayudar a la comprensión del estudiante.
  • Los contenidos propuestos deben nacer del interés del estudiante y responder a sus características y a las de su contexto.
  • Las modalidades de uso tienen que estar correctamente delimitadas.
  • El material debe permitir al estudiante evaluar su progreso desde los principios de la evaluación formativa.  

Como se observa, estas orientaciones están ligadas a lo formativo y la efectividad para el autoaprendizaje. De este modo, para la creación de este tipo de recursos, el trabajo articulado entre equipos docentes y estudiantes será fundamental. Ello permitirá tener una aproximación de cómo los usuarios se identifican con el material. Asimismo, permitirá evaluar de qué manera este recurso orienta al desarrollo de los aprendizajes y los objetivos propuestos. A partir de los alcances que se obtengan, luego se podrán incorporar las mejoras respectivas y culminar con el proceso.

Para conocer más sobre cada uno de los puntos propuestos, las y los invitamos a acceder al documento haciendo clic aquí. Esperamos que esta guía les permita profundizar más respecto al diseño y la elaboración de materiales para el autoaprendizaje. De esta manera, podremos tener nuevos aportes y luces para contribuir a reflexionar desde diferentes actores y actoras sobre las necesidades educativas de las y los estudiantes de nuestro país.

+ posts

Gloria Olaya es egresada de Educación Inicial en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. Ha sido becada con la Beca Vocación Maestro y pertenece al quinto superior de la facultad de educación. Ha ejercido como practicante en el Saint George’s College y Fe y Alegría Nº 28. Su propósito es ser una maestra que promueva niñas y niños libres, autónomos, creativos y, sobre todo, felices.


Avatar

Gloria Olaya

Gloria Olaya es egresada de Educación Inicial en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. Ha sido becada con la Beca Vocación Maestro y pertenece al quinto superior de la facultad de educación. Ha ejercido como practicante en el Saint George’s College y Fe y Alegría Nº 28. Su propósito es ser una maestra que promueva niñas y niños libres, autónomos, creativos y, sobre todo, felices.

0 Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *