Introducción

¿Cuánta información nos brinda la Encuesta Nacional a Docentes (ENDO) para el sur andino de nuestro país? ¿Cuán representativa es en cuestiones demográficas y de participación? Frente a la muy interesante información que recoge el Ministerio de Educación (MINEDU) a través de la ENDO, es necesario hacernos estas preguntas para profundizar el entendimiento de la situación y tomar las mejores decisiones desde los diferentes espacios del sistema educativo nacional.

Más aún, podemos explorar tendencias en el tiempo: ¿cómo ha ido variando la participación en los últimos años? Entre 2014 y 2018, la ENDO se aplicaba con una frecuencia de cada dos años, pero desde 2020 se ha venido recogiendo anualmente de manera virtual. Esto nos brinda información detallada y especializada al menos hasta cierto nivel. Es justo ello lo que pretendemos expandir en este artículo, en cuanto a las particularidades de las dinámicas existentes en el sur andino de nuestro país. Empezaremos compartiendo información desagregada en cuanto a la demografía de la muestra que representa la ENDO. En un siguiente artículo, expandimos esta información hacia un contraste con las expectativas y experiencias de formación en servicio.

Demografía: edad y sexo

La composición muestral de la ENDO 2021, a nivel nacional, en cuanto a grupos etarios nos muestra (Fig 1) una distribución relativamente equitativa entre los 3 grupos intermedios (30-39, 40-49, 50-59 años). 

En líneas generales, las muestras de Cusco y Apurímac siguen una distribución similar a la nacional. Por su parte, para el caso de Ayacucho, tiene la mayor proporción (6.2%) de docentes del primer grupo etario (18-29). Arequipa sale de la tendencia general nacional y del sur andino, sobre todo con la menor proporción (1%) del primer grupo con un valor muy bajo. En cuanto al segundo grupo, Puno muestra la mayor proporción (29.6%) del segundo grupo etario (30-39). Finalmente, para el último grupo etario (50-59) es Ayacucho donde se ve la menor proporción de (4.2%).

Fig 1

En cuanto a la distribución por sexo (Fig 2), se tiene un promedio nacional mayoritariamente compuesto por docentes mujeres (63.2%). En general, vemos menores proporciones de docentes mujeres para los departamentos de Ayacucho (58.5%), Cusco (53.8%), Apurimac (46.7%) y Puno (45%). Por otro lado, Arequipa muestra una tendencia opuesta, teniendo una significativa mayor proporción de docentes mujeres (78.9%).

Fig 2

Podemos concluir que la muestra de los departamentos seleccionados es tan balanceada como la de grupos etários a nivel nacional. Sin embargo, en cuanto a la participación de hombres y mujeres, vemos tendencias algo diferentes: para Arequipa, la participación femenina fue realmente mayoritaria (más de 75%). Para todos los demás departamentos seleccionados, es decir Ayacucho, Apurímac, Cusco y Puno, más bien la tendencia nos muestra una menor participación de mujeres. Sin embargo, esto debería ser contrastado con estudios locales en cuanto a la representatividad y el contraste con la información de otras fuentes tales como censos.

Demografía: nivel educativo

En cuanto a la distribución de nivel educativo de la muestra docente (Fig 3), se podría decir que el sur andino evidencia una muestra similar a la nacional para los niveles de inicial (17.9), primaria (41.4) y secundaria (40.7%). De todos modos, se puede ver una menor proporción de docentes de inicial para Arequipa, Ayacucho y Cusco (alrededor de 14%). Por otro lado, Apurímac muestra una mayor proporción que la nacional y que el sur andino para primaria (44.1%, nacional: 41.4%) y Puno para secundaria (47.6%, nacional: 40.7%)

Fig 3

Nuevamente, vemos cercanía en las distribuciones para cada departamento con la versión nacional. Sin embargo, también hay algunas diferencias marcadas y dispares entre los departamentos mencionados. Para analizar estas diferencias, podría ser de interés compararlas a lo largo del tiempo. 

Demografía: urbano / rural

Uno de los puntos más importantes a resaltar, es la distribución muestral de la ENDO 2021 en cuanto al contexto urbano o rural de cada docente (Fig 4). La distribución nacional puede verse como rural: 45% y urbano: 55%, con una ligera mayor proporción. Sin embargo, la proporción se invierte fuertemente para los casos de Ayacucho (rural: 63.3, urbano: 36.7), Cusco (rural: 59, urbano: 41), Apurimac  (rural: 68.2, urbano: 31.8) y Puno (rural: 57.5, urbano: 42.5). Por su parte, Arequipa muestra una distribución mayoritariamente urbana (81.4%).

Fig 4

Evolución de la representatividad rural (2018, 2020, 2021)

En esta misma línea, es importante preguntarnos cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo la participación docente según la última variable descrita (Fig 5). Esto es lo que podemos ver en los siguientes gráficos, en los que se evidencia una tendencia muy interesante: la sistemática tendencia a incrementarse la participación de docentes de zonas rurales en la ENDO desde la ENDO 2020 a la ENDO 2021. Para el caso nacional y de Arequipa, tendiendo a reducirse las diferencias. Para el caso de Ayacucho, Cusco, Apurímac y Puno, convirtiendo la proporción, de mayoría de participación urbana a mayoría de participación rural. 

Fig 5

Conclusiones

Es claro que la ENDO, en un contexto tan diverso como nuestro país, nos brinda información de muchísimo interés para todas las partes involucradas en el sistema educativo nacional. Por lo mismo, es importante desagregar tanto como sea posible la información y contextualizar las tendencias que encontramos.

En particular, vemos que el sur andino presenta tendencias particulares para la ENDO 2021. Algunas equiparables con la tendencia nacional, como la distribución de participación de niveles educativos. Otras, considerando Cusco, Apurímac, Ayacucho y Puno, son diametralmente opuestas a la tendencia nacional, sobre todo la mayoritaria participación rural y muy por encima. Arequipa, al menos en la muestra que participa en la ENDO, profundiza algunas tendencias más aún que el promedio nacional, teniendo una participación mayoritariamente urbana.

A lo largo del tiempo, justamente el aspecto de participación urbana o rural, ha sufrido un cambio sustancial desde la ENDO 2018 y ENDO 2020, a la ENDO 2021. Este tema es muy importante ya que podríamos inferir que tiene relación con lo ocurrido durante la pandemia, con todos sus impactos, retos y oportunidades. Las cifras nos muestran que la ENDO 2021 ha significado la inversión de la proporción previa: el sur andino, sin contar Arequipa, muestra ahora una mayoritaria participación de docentes desde zonas rurales.

En esta línea, es necesario profundizar en la interpretación de las respuestas obtenidas para el sur andino, con estas descripción de la muestra obtenida en la última encuesta. De esto se tratará un siguiente artículo desde el OBEPE, en cuanto a la formación docente.

+ posts

Comunicadora, investigadora y redactora en el Observatorio de la Educación Peruana.


Zadi Silva

Comunicadora, investigadora y redactora en el Observatorio de la Educación Peruana.

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.